1. Amor

Maria José y Paco

paco y maria josé

Conocí a mi marido cuando estaba trabajando en la autoescuela. Se estaba sacando el carnet y con la historia de que si apruebo te invito….yo pensé “Uf madre mía, que es gitano!”.  A mi me daban mucho miedo los gitanos. Y mira tu, llevamos 27 años juntos! Con Paco he aprendido mucho

Cuando conocí a María José nadie daba un duro por nosotros! Ella y mi familia es lo mejor que me ha pasado!

Paco_MJose-1755

María José

Nací en Barcelona, en el Besós. Soy la pequeña de cinco hermanos. Me parieron en mi casa, encima de la mesa. Mi madre mandó a mis hermanos al colegio y le dijo a una vecina “Josefa, que voy a tener a la niña ya” y entonces llamaron a la comadrona y nací en mi misma casa. Me he criado en el Besós.

Conocí a mi marido cuando estaba trabajando en una auto-escuela. Se estaba sacando el carnet y con la historia de que si apruebo te invito….yo pensé “Uf madre mía, que es gitano!”.  En esa época me daban mucho miedo los gitanos. Vivía en el Besos, que está al lado de La Mina, y había muchos robos, si tenías unas bambas nuevas te las quitaban…Y entonces el Paco aprueba la teórica, se saca el carnet y me invita a salir. Yo le dije, bueno vale, pero voy con una amiga!. Es que me daba miedo! Quedamos un domingo y nos conocimos con sus amigos, nos lo pasamos súper bien y luego pasamos unos meses saliendo juntos, íbamos a montar a caballo,  a discotecas, salíamos a comer barbacoas por ahí…un día fuimos a una casa que mis padres tenían en Tarragona y ahí ya nos conocimos más y a partir de ese momento empezamos a salir juntos.

Paco_MJose-1659

Cuando ya llevábamos unos días saliendo juntos se lo dije a mi padre. Estábamos sentados en el sofá, y le dije “papa, estoy saliendo con el Paco”. “Ya me lo imaginaba hija, a mi, pues no me importa, tu puedes salir con el”. Estuvimos saliendo juntos y me quedé en estado a los 8 meses de salir con Paco. Mi padre no lo supo porque ya estaba enfermo. Esperamos a que se pusiera mejor pero no se recuperó y murió. Mi familia tenía mucho miedo. Para mis hermanos era la hermana más pequeña. Para ellos aquello era un choque muy fuerte. Pero bueno, tuve a mi niño y me quedé en casa de mi madre hasta que luego de dos años nos compramos un piso con lo ahorros que teníamos. Nos fuimos a vivir sin nada. No teníamos absolutamente nada de nada. En aquellos años lo pasamos canutas.

Paco_MJose-1761

Al principio fue un choque también para mi porque la familia de Paco era muy diferente, otras costumbres. Hasta el simple hecho del horario de la comida era diferente. Ellos estaban acostumbrados a almorzar muy pronto y en mi casa no. Un domingo, por ejemplo, venían mis hermanas, hacíamos el vermú y comíamos a las tres de la tarde. Si yo iba a comer a casa de los padres de Paco a más tardar a la 1 ya estábamos almorzando.  A mi aquello ya me parecía raro. O con la compra de la comida. Cuando iban a comprar compraban sólo lo que necesitaban en ese momento. Vivían más al día. En cambio mi madre compraba para toda la semana. La familia de Paco no, vivían de las ventas y compraban para ese día. Eran algunas de las diferencias. Pero me aceptaron muy bien. Además sus hermanas tenían mi misma edad y también estaban casadas con payos.

MJose-7211

Mi madre lo llevó muy mal. Incluso cuando quedé en estado me decía que el me iba a dejar, que no siguiera adelante…con el tiempo vio que Paco era un hombre de su casa, que no era un hombre de bares, que a donde iba yo iba el, que también a ella la llevábamos a todas partes. Ibamos a buscar caracoles, mi madre con nosotros; íbamos a hacer no se qué, y mi madre siempre con nosotros. Entonces con el tiempo fue mejorando. Pero luego cuando me quedé embarazada del segundo, tampoco le hizo gracia! Si es que a mi madre le costó mucho! Al final terminó aceptándolo pero siempre tenía el recordillo ese de que Paco era gitano. Aunque lo aceptaba y tal pero siempre tuve el recordillo ese. Pero ella luego falleció cuando estaba yo de tres meses. Para mi fue un golpe muy duro porque me había pasado lo mismo con mi padre. En un embarazo perdí a uno y en el segundo al otro. Y encima siendo yo muy joven.

MJose_Paco-3869

Mis hermanas lo llevaron la mar de bien pero mi hermano muy mal. Se tiró años hasta que al final aceptó a mi marido. Finalmente se dio cuenta de que yo estaba muy bien con Paco, que el me quiere un montón, que quiere a sus hijos, que no va a los bares, que incluso dejó de fumar cuando yo me quedé en estado…Mi hermano entonces dijo “jolines, que puedo pedir! si a mi hermana yo la veo muy bien!”. Entonces pasados ya varios años se le quitó. Y luego tengo dos tíos, los hermanos de mi madre, a quienes yo quiero muchísimo, que se dieron cuenta que Paco es muy buen muchacho y lo quisieron y aceptaron de entrada.

MJose-7176

Yo con Paco aprendí mucho. Yo era muy pija, la niña pequeña de cinco hermanos. Con el aprendí que al fin al cabo lo material no es nada. Que se va saliendo poco a poco. Mi madre por ejemplo compraba las cosas de Navidad con mucha anticipación y las guardaba hasta que llegara el día. Yo al principio hacia lo mismo, compraba una botella de cava, unos turrones para navidad y el Paco me decía, “pero para que guardas esto, si te apetece comerlos ahora, pues cómelos. ¿Y si luego llega el día de navidad y nos pasa algo y ya no podemos comerlo?”. Es una cosa que es verdad, que he aprendido de Paco y que encima me gusta haberlo aprendido!

Lo hemos pasado canutas. Nos hemos pasado años pasándolo mal. Trabajando Paco solo, con dos niños. Yo limpiaba casas pero era muy inestable. En un época limpiaba en un hospital y luego en un bar. Ahora con mi trabajo en la biblioteca tengo estabilidad. Antes no. Por eso lo valoro muchísimo. Me gusta mucho mi trabajo. Es una lucha constante pero la vida es lucha. Ahora ya no nos podemos quejar. Paco tiene su trabajo y yo también. Nuestro hijo mayor se recibió en la carrera de Ciencias Políticas y trabaja en lo suyo. El menor esta también muy bien, con el colegio y sus deportes.

MJose_Paco-3956

Nosotros le damos gracias a la vida. A mi cuando me dicen que no tienen trabajo y tienen niños se me parte el alma. Sufro. Porque yo también lo he vivido. Pero juntos lo hemos sabido llevar.

MJose_Paco-3838

 

Paco

Mi madre se supone que es de Francia. Nació de una familia gitana errante, entre Girona y Francia. Nació en el campo, como las cabras, pero se cree que en territorio francés! Mi padre era valenciano, le gustaban los caballos, los carros. Mi madre era de una familia muy trabajadora, en el campo, las viñas. No se como se conocieron pero el fruto soy yo y mis cinco hermanas. Los gitanos cambian mucho en función de su origen. Cada uno tiene su manera de vivir dependiendo de donde están. Los de Valencia, con los caballos y los carros. Los gitanos de Francia que trabajaban en las viñas y en la fruta. Los de Barcelona que vivían de la chatarra y de la venta. Son generaciones de gitanos que viven de diferente manera. Esto incluso nos choca a nosotros mismos. Todos somos gitanos pero tenemos diferentes maneras de pensar y de vivir.

Paco_MJose-1680

Nací en el Somorrostro. Aquello era un basurero. Mi padre me decía que enganchaba mi cuna al techo para que no me comieran las ratas. De ahí nos fuimos a Cinco Rosas y luego al Campo La Bota. Aquello era muy bonito. Lo que más recuerdo eran las noches, con una ristra de fuegos, de fogones con bidones y leñas que la gente juntaba de los escombros, de los basureros. Todos comíamos panochas asadas que cogíamos de los campos. Nos quitaba el hambre. Era otra clase de vida, entrabas por una puerta y salías por otra. Todo se compartía. Si tenías hambre tu amigo te daba un trozo de lo que tenía. De ahí me fui a la Mina. Un conjunto de barracas en vertical, llamado bloque de pisos. Un barrio muy aislado, casi un gueto, donde llevaron a gente de distintas barriadas. Sobre todo a gitanos De Can Tunis, algunos de La Perona, del Campo la Bota, de Cinco Rosas.

De vivir en la calle, el día a día con los vecinos, lumbres y charlas, sobre todo de noche, los cuentos de miedo que nos contaban los mayores, el buscarte una higuera a hincharte a comer higos, pasamos a vivir enlatados, completamente encerrados. Antes la gente vivía con un caballo y un burro y se ganaba la vida vendiendo chatarra. Eso era imposible en la Mina. Aquí era otra historia. Un núcleo muy cerrado. El barrio fue ubicado en un sitio que al Ayuntamiento de Barcelona le interesaba. Estaba muy aislado. De vivir en la calle, compartiendo el día a día con los vecinos, a meterte en un piso encerrado, enlatado. Eso fue un caos. La Mina fue un caos. ¡Cómo adaptarte de un día a otro a esas condiciones! Fue un choque muy fuerte. La libertad que tenías la habías perdido completamente.

MJose_Paco-3456

El error más grande fue meter gente de todos los sitios sin saber que hacían y en que posición estaban. Se hizo para aislarnos. Fue como meter un pájaro libre en una jaula. Por eso la gente metía lumbre en los comedores, arrancaba los grifos y hacía cualquier virguería. Recuerdo que los niños jugábamos con los ascensores, haciéndolos subir y bajar. Otros alucinaban con darle al grifo y ver salir agua corriente. Otros subían a sus bestias, sus burros, a los pisos. Todo en unas condiciones que hacían muy difícil la convivencia y el respeto entre los vecinos. La gente que metieron en La Mina hizo lo mismo que un pájaro salvaje que metes en una jaula y quiere ser libre. Pero ahora ya son épocas pasadas. Los gitanos evolucionamos. Creo y deseo que la palabra gitano será todo lo amplia que quiera ser pero en positivo. Tenemos que romper y olvidar el estereotipo y los malos rollos. Gitanos, moros, chinos, paquistaníes, catalanes, tenemos que avanzar hacia la convivencia. Estamos todos juntos. Me da miedo que nosotros mismos pongamos fronteras. Me da miedo porque las fronteras no existen. Todos somos uno y todos tenemos derecho a trabajar y ganarnos la vida.

Paco_MJose-1694

Mi padre dice que nunca pasó hambre. Y yo un montón de veces me he preguntado cómo puede decir eso. Si yo me he acostado y levantado y vuelto a acostar sin saber qué es la barriga llena. Pero el lo dice porque el lo ha pasado peor, se podía tirar días sin comer! Yo al menos esporádicamente tenía comida. Es que él lo había pasado fatal, peor aún que nosotros. Pero la verdad que en aquellos tiempos era difícil comer tres veces por día. Pero también es verdad que la solidaridad existía. Que los vecinos eran familia. El Campo de la Bota era una gran familia. Todos éramos uno. ¡Eso no tiene precio!

Paco_MJose-1781

María José se volvió más humana a lo largo de nuestra relación. Vio que no todo estaba encasillado como ella pensaba. Entendió que el día a día era lo que importaba. Que el día a día era el vivir de los gitanos. El día a día era nuestra vida. Y ella al venir hacia mi se dio cuenta que loencasillado no importaba. Que era despertarse y vivir ese día. Que mañana Dios dirá. Y se adaptó a eso. Se adaptó a nuestra costumbres. Se adaptó a nuestra manera de vivir. No dejó de ser paya. Sigue siendo la María José. Pero lo que si que es verdad que la parte de la María José que era, como ella dice, muy pipí y muy exacta en ciertos puntos, pues había cambiado. Era más global. Lo asimilaba todo más global y todo positivamente.

Lo que valoro mucho de María José es la paciencia, siempre riendo, terriblemente sincera, diciendo siempre tan claro “esto hay”, sin ninguna cortina detrás. A veces incluso chocaba mucho. Lo que más me impresionó de ella es como podía pensar tan sinceramente con toda la falsedad que hay en esta vida. Y en estos años juntos ganó en más sinceridad, en más paciencia y se hizo una mujer hecha y derecha. Es ella realmente el puntal de mi casa. Las decisiones fuertes pasan por ella o es ella quien me ayuda a tomarlas.

Con ella he aprendido un montón. Pero una de las cosas más importantes fue la paciencia. Los gitanos no tenemos paciencia. Vamos muy deprisa. Vivimos en el día a día y eso supone vivir acelerado. María José me enseño que una de las primeras cosas en esta vida es tener paciencia y esperar a ver como se desenvuelven las situaciones difíciles.

María José tiene una alegría contagiosa. Tener al lado tuyo alguien siempre positivo, riendo, te contagia. Me enganché a ella porque era un libro que te enganchaba página por página.  Conforme iba pasando una página encontraba otra mejor. Cuando la conocí en la autoescuela, donde me aparecí con una chaqueta de Prince, ella tenía miedo de mi y yo vi en ella a alguien que me podía interesar. Con 4 palabras entendí que lo que estaba buscando podía estar detrás de ese mostrador. Pero yo también tenía miedo, hay tanta gente falsa y pensaba que a lo mejor me equivocaba con ella y yo estaba hecho para una gitana. Pero había algo en María José que me decía que tenía que intentarlo. Y aposté por ella y es lo mejor que he hecho. Luchamos por la educación de nuestros niños. La educación que nunca hemos tenido nosotros. Tenemos dos niños maravillosos. Nos sentimos muy contentos. Creo que es lo que todos tendríamos que hacer, luchar por nuestros hijos. No hay nada más bonito que ver a tus hijos hacerse hombres de provecho!

MJose_Paco-3486

¡El hecho de ser moreno claro que trae problemas! El ser moreno y tener además la etiqueta en la manera de hablar, en la manera de vestirte. A lo lejos la gente ve que eres un gitano, pero visto siempre en negativo. Por eso a mi me hubiera gustado ser blanco, un gitano blanco. Cómo mi padre, rubio con los ojos azules. De esa manera no dejo de ser gitano pero no hubiese tenido el sello de gitano pegado en la cara. Porque te afecta al buscar trabajo por ejemplo. Me decían claramente que no querían gitanos. Que no les interesaban personas como yo. Ahora no es tan así. Ahora hay más diversidad.

Antes todo lo malo se relacionaba exclusivamente con los gitanos. Ahora también culpan a los rumanos, a los árabes. Vuelve el racismo. Hay poco entendimiento. La gente tiene que entender que todos tienen derecho a buscarse la vida. Si la gente está aquí es porque tiene necesidad. La vida da muchas vueltas. A mi me gustaría que la gente que habla tan mal de los gitanos y de los moros, que me expliquen que harían si sus familias pasaran hambre!. Sólo basta ver el esfuerzo que hacen los paquistaníes que llevan la tienda de mi bloque! Luchando para ganar un dinero para sacar adelante a su familia. Le tendríamos que hacer un monumento! Quienes somos nosotros para hablar mal de esa gente! Creo que todos tenemos que ser mas humanitarios. Hablar sin conocer es el peor error que podemos cometer.

Creo que los gitanos estamos evolucionando. ¡Tenemos que evolucionar! Empezando por nuestros hijos. Pero el cambio va muy lento. Hay que luchar por esos niños. Veo a los paquistaníes con sus hijos y quedo alucinado. Tienen a sus hijos dentro de un régimen y los educan para que el día de mañana sean alguien. Los gitanos eso no lo tienen. El gitano es más libre. Cría a los niños como ellos han vivido. Los niños no pueden tener esa libertad. Hay que educarlos y ponerles límites.

MJose_Paco-4128

La mezcla es muy positiva y muy rica. En la diferencia esta lo divertido y lo bonito. En la diferencia esta la lucha. Yo reconozco que las diferencias con María José eran mortales al principio. En mi casa vivíamos como viven los gitanos, hoy vendemos hoy comemos, mañana no vendemos pues comemos menos. En lo de María José no era así, ellos trabajaban y comían siempre. María José tenía un sueldo y lo administraba para pasar el mes. En mi casa, teníamos dinero, todo volado, al día siguiente no teníamos un duro! Por eso María José ha sido siempre la administradora. Ella es el pilar de la casa. Entendí que mi manera de pensar era muy equivocada. La María José me ha abierto la mente. Los gitanos somos muy nerviosos. Dinámita, tanques, o te apartas o paso por encima. Y no puedes vivir así. Finalmente siempre encontrarás otro tanque que podrá contigo. Se trata de vivir de otra manera.

Nuestros hijos tienen todo lo mejor de ella y la parte gitana mía. No dejan de ser gitanos y no dejan de ser payos. Personas con un corazón grandioso. Tienen una valoración muy positiva de las personas.

Yo quiero a mis paquis. Nosotros compramos en la tienda de ellos. Son muy luchadores y luchan por llevar su casa adelante. No se ahogan en un vaso de agua. Mucha gente tendría que aprender de ellos. Antes no conocía a los paquis y tenía cierto miedo. Que dejan su tienda siempre abierta, que venden cosas raras…Luego los fui conociendo y entendiendo. Al tratarlos me impresionó de entrada el respeto que tienen hacia nosotros, hacia mi mujer. Y además es positivo que estén abiertos hasta tarde. Son muy buena gente. La gente dice cosas malas de la gente que desconoce.

Anuncios

Una respuesta a “1. Amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s